Inmaculada Concepción

El martes 30 de noviembre, día de San Andreś , comenzamos la Novena de la Inmaculada. ¡Qué bien puede hacernos vivirla de manera especial! ¿Y cómo concretarlo? Puede venirnos muy bien asistir durante estos nueve días a Misa. En la parroquia vamos a tener un recuerdo especial a Nuestra Señora rezando o cantando la Salve y haciendo una oración a San José después de la misa de la tarde (estamos terminando el año a él dedicado).

Pero nos vendría bien vivirla de una forma más individual, sacar propósitos  de vida cristiana. ¿Algunas pistas? No quejarnos por nada. Si hay que elegir no buscar lo mejor o lo que maś me gusta. Cumplir mis obligaciones a conciencia. Ser amable incluso con quién no me cae bien. No perder el tiempo en cosas inútiles . Rezar alguna oración diaria a la Virgen. Pedir especialmente por la Iglesia y todos los que formamos parte de ella. Cuidar el examen de conciencia antes de acostarse, y especialmente antes de la confesión . Pedir por la alegría verdadera y la pureza de los jóvenes.

Y otras cuestiones que cada uno pueda añadir. Es una forma concreta de ofrecer a Nuestra Madre, nuestro afán de crecer en el amor de Dios sin teorías, sino con hechos

Utilizamos cookies propias para fines técnicos. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o configurarlas o rechazar su uso clicando el botón “Configurar”. Para más información hacer click AQUÍ.   View more
Aceptar
Rechazar