1) Enseñar al que no sabe: Consiste en enseñar al ignorante en cualquier materia: también sobre temas religiosos. Esta enseñanza puede ser a través de escritos o de palabra, por cualquier medio de comunicación o directamente.

2) Dar buen consejo al que lo necesita: Ayudar a los demás a ir por el camino adecuado y hacer las cosas según Dios. Quien pretenda dar un buen consejo debe, primeramente, estar en sintonía con Dios, porque no se trata de dar opiniones personales, sino de aconsejar bien al necesitado de guía.

3) Corregir al que se equivoca: Se trata de mostrar a nuestro prójimo, con mansedumbre y humildad, todo lo que puede conducirlo al pecado. Decía el apóstol Santiago al final de su carta: “el que endereza a un pecador de su mal camino, salvará su alma de la muerte y consigue el perdón de muchos pecados” (St 5, 20).

4) Perdonar las injurias: Perdonar las ofensas significa superar los sentimientos de venganza y resentimiento ante el mal que han podido hacernos. Significa tratar amablemente a quien nos ha ofendido. El mayor perdón es el de Cristo en la Cruz, que nos enseña que debemos perdonar todo y siempre: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. (Lc 23, 34).

5) Consolar al triste: No podemos ser indiferentes ante el sufrimiento de los demás. Acompañar a nuestros hermanos en todos los momentos, pero sobre todo en los más dificiles, es poner en práctica el comportamiento de Jesús que se compadecía del dolor ajeno.

6) Sufrir con paciencia los defectos de los demás: La paciencia ante los defectos ajenos es virtud ante las debilidades de los demás. Sin embargo, hay un consejo muy úQl: cuando el soportar esos defectos causa más daño que bien, con mucha caridad y suavidad, debe hacerse la advertencia.

7) Orar por vivos y difuntos: Hemos de orar por todos, sin distinción, también por gobernantes y personas de responsabilidad: esa intercesión les ayuda y nos hace tener el corazón grande. Los difuntos que están en el Purgatorio dependen de nuestras oraciones. Recemos por ellos para que sean libres de sus pecados.

Utilizamos cookies propias para fines técnicos. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o configurarlas o rechazar su uso clicando el botón “Configurar”. Para más información hacer click AQUÍ.   View more
Aceptar
Rechazar